Conclusiones del detox, sugerencias y tarta colchonera..

Pues sí. Después de 3 semanas de sufrimiento puedo decir de forma semiorgullosa (caí 2 veces en la tentación) que he terminado mi detox con éxito.

¿Y a qué conclusiones he llegado? Pues veamos:

  • Que me ha costado muchísimo más que el año pasado (pero por lo dicho: estoy menos gorda por lo tanto menos reservas de las que tirar)
  • Que tengo que cambiar la forma de comer de tal manera que la comida no gire a un ingrediente principal, que suele ser carne, pollo o pescado
  • Que no me sienta muy bien comer grandes cantidades de harina de trigo y productos lácteos y que tengo que reducir el consumo de carne
  • Que si me lo curro un poquito, hay alternativas buenísimas y sanísimas y que siempre hay algo nuevo que cocinar
  • Que comer sano no tiene por qué ser aburrido
  • Que tengo más fuerza de voluntad de la que creía
  • Que he mejorado un poquito como cocinera
  • Que definitvamente voy a intentar dentro de poco emprender mi propósito número 3 del 2012 y que mi fuente de inspiración va a ser entre otros este maravilloso libro
  • Que vale la pena hacer un pequeño esfuerzo para pensar y planear qué comer y cómo comer porque aunque suene a topicazo, con salud se puede hacer de todo y sin ella poco o nada
  • Que quiero que las enanas coman más variado y aprendan a cocinar desde canijas

Podría seguir durante un rato pero creo que ya me vale. Al final de esta aventura, he perdido 2.5 kg, me he deshinchado lo que no está escrito pero sobre todo me ha servido de recordatorio de que es muy fácil comer muy mal y nada difícil comer bien. Sólo requiere un poquito más de tiempo y atención.

Aquí os muestro un ejemplo de lo que ha sido mi dieta durante estas 3 semanas:

  • Ensalada caliente de mijo, calabaza, piñones y canela, comino y cilantro en polvo
  • Ensalada de espinacas, rabanitos, aguacates, semillas de girasol y calabaza
  • Ensalada de arroz negro con mango, chile, gengibre, anacardos y montón de cilantro y hierbabuena fresca
  • Ensalada templada de bulgur, apio, ajo rallado, granada, menta, cilantro y allspice
  • Crema de diente de león
  • Coleslaw morada (repollo morado, zanahoria, manzana, cebolleta, mayonesa, vinagre y sal) y hamburguesas vegetarianas (frigoles negros, arroz rojo, pipas de calabaza, chili en polvo y pimentón) con aguacate

El 90% de los ingredientes, los he comprado en el mercado o en el súper y sólo el resto en el herbolario.

Así que si os parece bien, voy a seguir compartiendo recetas que sean lo más sanas posibles…pero como mi vida diaria no me permite tener todo el tiempo del mundo, intentaré sobre todo que sean fáciles, relativamente rápidas de hacer, con ingredientes fáciles de encontrar y baratas!

Pero que conste que también compartiré recetas nada sanas!

Espero a que os animéis a seguir cocinando…buen finde!

Saludos,

Grumpster

p.d: hablando de recetas nada sanas…aquí os enseño la tarta colchonera que me encargó mi amiga María, la que es una estupenda escritora pero no acaba de creérselo, para el cumple de su marido…que creo que es del Atlético de Madrid…

Octava receta y además doble: Crema de coliflor con comino y muffins de queso y comino

Bueno, antes de que os empecéis a quejar diciendo ” urgggggggg que asco coliflor” os pido que probéis esta receta y le déis una oportunidad a esta verdura con tan mala reputación.

Yo nunca he sido una gran fan y Mr. Grumpster ni os cuento, pero en defensa de la coliflor he de decir que junto con el brócoli y las coles de bruselas, es una de las verduras anticáncer por excelencia… así que ya me diréis: con una carta de presentación así podemos poner de lado datos secundarios como su sabor y el hecho de que puede tener unos efectos secundarios un tanto volátiles ( por decirlo de manera educada). Pero es por eso que le añadimos comino a la crema y porque además le dá un sabor increíble. Si he logrado “convertir” a Mr Grumpster y además a las enanas creo que merece la pena que la probéis….. aunque sea una vez.

Bueno, pues empecemos pues:

Ingredientes:

  • 1 coliflor grande ó 2 pequeñas
  • 2 patatas medianas
  • Caldo de pollo (suficiente para cubrir la coliflor)
  • 1 cebolla grande cortada
  • 1 poco de mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Comino en polvo
  • 1 chorrito de nata (opcional)
  • Sal

Lo primero es sofreír la cebolla en un poco de mantequilla y aceite de oliva, más o menos hasta que quede pochadita:

Luego le añadís el comino en polvo (yo le he puesto una cucharada generosa de las de té pero siempre le podéis añadir un poco más más tarde) y lo tostáis un minutito:

Luego le añadís la coliflor y la patata y luego lo cubrís todo con el caldo de pollo.  La única razón por la que le añado las patatas es para que al hacerlo puré quede todo más cremoso porque si no queda con una textura grumosa muy poco apetecible a la vista:

Y ahora es dejar que hierva todo y se termine de cocinar, más o menos unos 15 minutos. Una vez hecho, hacerlo puré con la miniprimer y añadirle un chorrito de nata, sal al gusto y si queréis más comino.

Un consejo..como la coliflor tiene mucha agua, es mejor que antes de hacerlo todo puré le saquéis parte del caldo en el que se han cocinado para no correr el riesgo de que la crema os quede muy líquida…luego le podéis añadir más caldo hasta que quede con la consistencia que queráis.

Y como no puedo comer crema sin pan, hoy toca receta doble. En vez de hacer pan, me apetecían muffins salados a los que también les he añadido comino para “unirlo” con la coliflor pero si no os gusta ponerle tomillo u orégano que queda igual de bueno.

Las cantidades que os doy son para 12 muffins, que por cierto se pueden congelar (yo lo hago en bolsas de plástico y luego los descongelo a temperatura ambiente):

Ingredientes:

  • 225 gramos de harina
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 180 gramos de queso rallado, preferiblemente uno fuerte tipo cheddar o si queréis manchego para hacer patria (en este caso yo he usado queso emmental rallado del Lidl y un resto de queso de cabra que tenía)
  • 50 gramos de mantequilla derretida
  •  350 ml de leche
  •  1 huevo
  • 1 cucharadita de semillas de cominno (si no tenéis, con el comino en polvo va que chuta)

Lo primero, encender el horno a 200ºC.

Y luego es tan simple como mezclar los ingredientes “secos” por un lado:

Y los  líquidos por otro:

Y una vez mezclados por separado, pues mezclarlos juntos:

Bien, el truco para que los muffins os salgan esponjosos es mezclarlos lo menos posible…todos los ingredientes tienen que mezclarse lo justo…y si quedan con grumos no pasa nada. Si mezcláis los ingredientes demasiado acabaréis con unos muffins compactos y nada esponjosos. En este caso en particular acabaréis con una masa muy muyyyyyyy líquida pero es normal, no os preocupéis.

Ahora sólo queda verter la masa en los moldes:

Y al horno durante 15-20 minutos. Y os tiene que quedar así más o menos:

Si queréis comprobar si están hechos no abráis la puerta del horno hasta pasados unos 10-12 minutos y luego coger un spaghetti crudo y pinchar en el centro y si sale limpio pues sacarlos del horno y si no dejarlos un poquito más.

Así que ahora podéis disfrutar de una deliciosa crema de coliflor con un  muffin (ó dos) de queso calentito…ahhhhhhhhhhh como mola esto de no estar de detox!!:

Por favor hacerla que está buenísima!

Saludos

Grumpster

p.d: consejo…la próxima vez que haga estos muffins, no voy a poner el papel tipo magdalena porque al ser tán líquida la masa se han pegado un montón al papel así que mejor verter la masa en el molde previamente enmantequillado sin papel de por medio!…está buenísimo eso sí con o sin papel!

Especial Galletas de San Valentín

Sí lo sé…topicazo pero qué queréis que os diga…soy una romántica…no al estilo convencional eso sí pero me molan los detallitos…no soy de irme a cenar en San Valentín pero me gusta que Mr Grumpster se acuerde y me gaste una broma amorosa con su sentido de humor británico con el que me río a carcajadas.

Nunca nos hemos regalado nada por estas fechas por lo dicho y eso que llevamos juntos casi 14 años pero como estoy de lo más cocinera y aprovechando que he empezado el blog pues adelante mis valientes.

Para variar son súper fáciles pero requieren un poco de tiempo así que no hay excusa que valga.

Además si lo ponéis en un paquetito mono quedáis genial y como ahora se lleva mucho lo de la manualidades pues nada os tiráis el rollo con “te lo he hecho yo mismo/a porque pienso que es más especial” y triunfaréis que de eso se trata. La receta de la masa la he cogido del libro Cookie Craft.

Empecemos pues:

Ingredientes:

  • 200 gramos de mantequilla a temperatura ambiente (si no va ser misión imposible batir eso)
  • 200 gramos de azúcar
  • 1 poquito de sal
  • 1 huevo
  • 350 gramos de harina
  • 1 poco de esencia de vainilla

Lo primero, mezclar la harina y la sal y dejarlas en un bol aparte. Lo segundo, batir la mantequilla junto con el azúcar hasta que quede cremoso. Si no tenéis una máquina amasadora, lo podéis hacer con varillas amasadoras (cuestan unos 24 Euros). Podéis hacerlo a mano pero os váis acordar de mí y de mi madre si lo hacéis..

Una vez que quede cremoso, le añadimos el huevo y la esencia de vainilla y lo mezclamos. Al principio despacio y luego ya más deprisa:

Y una vez que esté todo mezclado, le vamos añadiendo la harina poco a poco y despacito, hasta que quede esto más o menos:

Ahora lo sacáis del bol y lo hacéis una bola:

Ahora bien: teneís la opción de envolverla en papel plástico y meterla en la nevera durante 30 minutos mínimo para que se enfríe ó estirarla primero y luego meterla en la nevera para que se endurezca. Yo os aconsejo la segunda opción porque si optáis por la primera, os va costar más estirarla, pero bueno, eso lo dejo a elección vuestra.

Si optáis por estirar la masa antes de meterla en la nevera, un buen truco es hacerlo entre 2 papeles de cocina para evitar que se os pegue:

Antes de sacar la masa de la nevera, lo primero es calentar el horno a 175ºC.

Y luego como la masa ya está estirada y durita, es tan fácil como usar el corta galletas de la forma y del tamaño que os apetezca…en este caso corazones debido a la temática del día:

Colocarlo en la bandeja:

Y al horno unos 12 minutos…estar atentos porque pasan de blancas a tostadas en 2 segundos:

Y os las podéis comer así directamente que están buenísimas o decorarlas. En mi caso, y por demanda de las enanas ha tocado decorarlas siendo el resultado final el siguiente:

Feliz San Valentín a todos y en especial a Mr Grumpster….por otros 14 años más cómo mínimo!!

Saludos,

Grumpster