Por dónde empiezo

Menudas semanitas….he desaparecido por una buena razón. Me he ido (y he vuelto) a New York. Ya había estado antes, pero esta vez he ido a ver a mi adorable amiga Súper Blanca y ha sido bastante liberador en el sentido de que no tenía que hacer la ruta turística y de compras (aunque algo ha caído).

Esta vez he conocido NY desde el punto de vista de alguien que vive en la ciudad y me lo he pasado genial, he conocido Brooklyn y sus varios cafés, mercadillo, y tiendas, restaurantes buenísimos, me he tomado unos cuantos cocktáils y caminado lo que no está escrito.

market

Ya de vuelta, con el sueño a cuestas, a los dos días de llegar me he hecho un esguince de rodilla y voy como chiquito de la calzada caminando. Nunca he había lesionada antes aparte de cuando me dio ciática y he de decir que es una auténtica faena.

No es que me vaya a morir ni me vayan a cortar una pierna…en una semanita me han dicho que debería mejorar la cosa, pero es un rollo!! El estar limitada físicamente es una auténtica faena…no puedo hacer ejercicio, tardo más en hacer todo y tengo que andar con un ojo que no veas no vaya ser que me lo fastidie más.

Por otro lado, no me viene mal parar un poco y aprender a tomarme las cosas con más calma…sobre todo porque la semana que viene hago otra vez mi detox. Aprovechando mi viaje a NY y que tenían un descuento de lo más apetecible, me he comprado el kit y el lunes empiezo a cuidarme en serio otra vez:

P1060194

Esta vez viene en sobres individuales lo que lo hace más fácil para llevártelo al curro o sitios varios…pero lo importante es que ya he llegado a mi límite de no cuidarme. No os lo he contado antes pero hace unos 3 meses nos dijeron a mis compis de curro y a mí que cierran mi departamento y que básicamente nos quedamos sin trabajo. Cuándo la van hacer estamos a la espera pero todo apunta a que en un año se acabó lo que se daba.

Desde entonces supongo que he estado más nerviosa de lo que he querido reconocer y el hecho de que no te den fecha te deja en el aire ya que es como una mosca c*****nera que está presente todo el rato por mucho que no quieras pensar en ello yal mismo tiempo no puedes planear tu futuro.

Y me he dispersado…con todo, con el blog, dieta, cocinar…pero no puedo seguir así de dispersa y con cerebro de ameba y comiendo mal y sintiéndome mal por hacerlo, y gruñona por todo y por nada y cansada de todo y de todos. Tengo que parar porque si no voy acabar que no me voy aguantar ni yo!!

Así que con el clean program, voy a limpiar de paso los malos rollos e intentar controlar lo que puedo controlar.

Lo de tener la rodilla fastidiada me va ayudar porque ponerme de detox y seguir yendo al gimnasio y a crossfit como que igual a mi cuerpo le da por petar así que empezar el detox sin poner más presión me viene bien. Además  así puedo ver a las ratonas por las mañanas cosa que normalmente no hago así que todo estupendo.

Este finde promete a nivel de producción de recetas varias porque parece ser que el tiempo no va acompañar así que a cocinar se ha dicho. Además tengo que compartir con vosotros mi última adquisición de libros de cocina y/o nutrición.

Como veis, estoy con mente positiva y ya que al fin parece ser que llega el otoño y me puedo poner calcetines.

Os mantengo informados!

Saludos detoxificantes,

Grumpster.

Receta nº91: Espinacas cubiertas de hojaldre

Siento el título pero es que no se me ocurría como traducirlo. Esta es otra receta de mi querido Hugh Fearnley- Whittingstal. No tiene nada des especial, es muy sencilla pero muy sabrosa y sobre todo fácil de preparar.

Pero la razón principal por la que la he hecho es por las espinacas congeladas. No sé si os pasa a vosotros pero yo siempre tengo una bolsa de espinacas congeladas que no uso durante meses y cuando la logro usar y me juro a mí misma que nunca más pero siempre acabo comprando una y ahí se queda esperando a que me acuerde de ella.

Pues en esas estaba cuando repasando mis libros varios de cocina me encontré con esta receta. Es fácil y todos los ingredientes son los típicos que puedes encontrar en la nevera/despensa.

Si os parece empezamos:

ingredientes

Ingredientes:

  • 1 kilo de espinacas congeladas
  • 1 cebolla mediana picada
  • 1 cucharada de las de té de comino
  • 1/2 cucharada de las de té de tomillo
  • 2 huevos
  • zumo de medio limón
  • un puñado de piñones tostados (opcional)
  • 100 gramos de queso. En la receta original es queso feta pero como no tenía usé queso cheddar fuerte
  • 1 lámina de hojaldre estirado

Lo primero es poner las espinacas en un cazo con un poco a agua y cocinar/calentar hasta que se descongelen:

espinacas derreridas

Mientras esto pasa, calentar el aceite y freír el comino y el tomillo brevemente y añadirle la cebolla hasta que queda blandita:

freri especias

cebollas especias

Para entonces las espinacas estarán listas y ahora toca la parte más aburrida que es escurrir toda el agua que podáis de las espinacas. Pero antes de empezar con esto, encender el horno a 200ºC:

espinacas colador

Una vez escurrida toda el agua posible sólo queda mezclarlo con la cebolla, zumo de limón y los huevos ligeramente batidos:

mezcladas mas huevo

Y ahora sólo queda prepararlo todo en una fuente de horno:

fuente1

Una capa de espinacas, y encima lo cubrimos con queso y piñones y lo cubrimos todo con la otra mitad de espinacas:

queso piñones

Una vez hecho el “sándwich” de espinacas, lo cubrimos con el hojaldre:

hojaldre

Y si os ha sobrado un poco de huevo lo “barnizáis” todo y lo metemos en el horno unos 20 minutos:

lista2

Taraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa lo servís con una ensalada y listo calisto!

Espero que os guste y que saquéis vuestras espinacas de congelador!

Saludos espinacosos,

Grumpster