Receta nº93: Pastelitos de arroz asiáticos

Buenas!

El tema de utilizar las sobras y hacer algo totalmente nuevo siempre me ha gustado muchísimo. Hoy voy a compartir una receta que me inventé el otro día con restos varias que va formar parte del recetario de los Grumpsters.  Sé que no debería decirlo porque soy la que la inventado pero es que está buenísima.

Lo de asiático es por el jengibre y le cilantro y porque mediterráneo lo que se dice mediterráneo no es. Se pueden congelar y se descongelan aún mejor.

La receta partió de un taper de arroz integral que sobraba y me daba pereza comérmelo como acompañante y como en la nevera había unos cuantos ingredientes más que por sí solo daban un poco pereza pues los junté todos y el resultado ha sido de lo más favorable. En este caso los he hecho con pollo, pero con gambas pueden quedar increíbles. O incluso vegetarianos. Se hacen son como los pasteles de quinoa que hice en su momento pero las combinaciones son las que vosotros queráis.

Otra opción que ya he hecho alguna vez en el pasado es hacerlo en un molde grande de bizcocho y cortarlo en triángulos y servirlo con ensalada.

Bueno empecemos que me enrollo:

ingredientes

Ingredientes:

  • Arroz integral (o blanco) en este caso me sobraban 500 gramos pero ya cocinados
  • 3 filetes de pollo
  • 2 huevos
  • 2 cebolletas rojas
  • 1 puñado generoso de espinacas
  • jengibre en vinagre, bueno en realidad no es en vinagre solamente (lo venden en las tiendas tiger o en tiendas chinas)
  • 6 o 7 hojas de albahaca
  • un puñado de cilantro (en mi caso como podréis observar lo que quedaba de un manojo…los tallos)

Bien, lo primero es meter el pollo con las cebolletas y el jengibre en un robot de cocina y darle al botón. Lo de cuánto jengibre lo dejo al gusto de cada uno pero para que os hagáis una idea yo fui generosa:

pollo cebollla

Una vez que quede todo picadito le añadimos las hierbas y espinacas y le damos al botón otra vez:

hierbasA continuación mezclamos el resultado con el arroz en un bowl:

antes del huevo

Y luego le añadimos los 2 huevos previamente batidos (a los que les he añadido un poco del líquido del jengibre) y mezclamos otra vez:

mezcla mas huevo

Ahora les dais la forma que más os guste. En mi caso, estoy maximizando un molde de Ikea que da para mucho:

molde

Y ahora es cuestión de freírlos en un poco de aceite de girasol unos 3 minutos por cada lado. No los hagáis fuego muy muy fuerte porque si no se os pueden quemar las hierbas:

sarten

Esto es opcional pero como a mí la posibilidad de que el pollo esté medio crudo no me mola mucho, los metí 10 minutos al horno a 170ºC para asegurarme que quedaba cocinado en el centro. No os paséis mucho porque si no, no quedarán esponjosos.

Y voilá:

resultado final

Deliciosos…palabra de Grumpster. Con deciros que Mr. Grumspter no le añadió si quiera salsa de chili de lo buenos que estaban. La próxima vez los haré más picantes y con gambas.

Me dio para 10 pasteles y con 2 por persona va que chuta. Congelan fenomenal y basta con sacarlo unas horas antes y calentarlo en el microondas.

Con ensalada ya tenéis una comida/cena de lo más resultona y ahora que lo pienso…si los hago más pequeños hasta pueden colar como aperitivo..y con salsa chili para que todo el mundo esté contento.

Ánimo que esta semana es cortita.

Saludos asiáticos,

Grumpster

Anuncios

Receta nº91: Espinacas cubiertas de hojaldre

Siento el título pero es que no se me ocurría como traducirlo. Esta es otra receta de mi querido Hugh Fearnley- Whittingstal. No tiene nada des especial, es muy sencilla pero muy sabrosa y sobre todo fácil de preparar.

Pero la razón principal por la que la he hecho es por las espinacas congeladas. No sé si os pasa a vosotros pero yo siempre tengo una bolsa de espinacas congeladas que no uso durante meses y cuando la logro usar y me juro a mí misma que nunca más pero siempre acabo comprando una y ahí se queda esperando a que me acuerde de ella.

Pues en esas estaba cuando repasando mis libros varios de cocina me encontré con esta receta. Es fácil y todos los ingredientes son los típicos que puedes encontrar en la nevera/despensa.

Si os parece empezamos:

ingredientes

Ingredientes:

  • 1 kilo de espinacas congeladas
  • 1 cebolla mediana picada
  • 1 cucharada de las de té de comino
  • 1/2 cucharada de las de té de tomillo
  • 2 huevos
  • zumo de medio limón
  • un puñado de piñones tostados (opcional)
  • 100 gramos de queso. En la receta original es queso feta pero como no tenía usé queso cheddar fuerte
  • 1 lámina de hojaldre estirado

Lo primero es poner las espinacas en un cazo con un poco a agua y cocinar/calentar hasta que se descongelen:

espinacas derreridas

Mientras esto pasa, calentar el aceite y freír el comino y el tomillo brevemente y añadirle la cebolla hasta que queda blandita:

freri especias

cebollas especias

Para entonces las espinacas estarán listas y ahora toca la parte más aburrida que es escurrir toda el agua que podáis de las espinacas. Pero antes de empezar con esto, encender el horno a 200ºC:

espinacas colador

Una vez escurrida toda el agua posible sólo queda mezclarlo con la cebolla, zumo de limón y los huevos ligeramente batidos:

mezcladas mas huevo

Y ahora sólo queda prepararlo todo en una fuente de horno:

fuente1

Una capa de espinacas, y encima lo cubrimos con queso y piñones y lo cubrimos todo con la otra mitad de espinacas:

queso piñones

Una vez hecho el “sándwich” de espinacas, lo cubrimos con el hojaldre:

hojaldre

Y si os ha sobrado un poco de huevo lo “barnizáis” todo y lo metemos en el horno unos 20 minutos:

lista2

Taraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa lo servís con una ensalada y listo calisto!

Espero que os guste y que saquéis vuestras espinacas de congelador!

Saludos espinacosos,

Grumpster

Receta nº88: Samosas

Vuelta a la rutina! Esa puede ser una definición de la semana pasada. Las enanas empezaron el cole el jueves pasado, aunque la ratona sólo hasta la hora de comer, fin de la jornada intensiva para Mr. Grumpster y para mí. El cambio para mí no es tan grande como para Mr. Grumpster así que nos ha costado a los 2 bastante porque yo me he acostumbrado a que llegue pronto a casa y eso se ha acabado.

Así que el viernes estábamos todos hechos polvos, como si nos hubieran dado una paliza y ayer sábado nos dio por limpiarlo todo, huerto incluido, lavadoras, compra y yo a cocinar por adelantado lo que pude que he de decir no fue mucho. Pero esta mañana teníamos todo hecho así que hemos podido disfrutar más del día y me apetecía hacer unas samosas, algo picantes a petición de Mr. Grumpster y he de decir que han quedado estupendas y además en media hora estaban hechas.

Por si acaso no las habéis comido antes, son como unas empanadas triangulares típicamente indias hechas con patatas y guisantes y especias. Como yo soy así de guay pues me he inventado el relleno, más que nada porque tengo una coliflor gigante que no sabía qué hacer con ella, y zanahorias para un regimiento de conejos. Así que partiendo de las especias he hecho mi propia versión.

Empecemos pues:

ingredientes

Ingredientes:

  • 1 bote de garbanzos ( de los de cristal)
  • 2 zanahorias peladas y cortadas en dados pequeños
  • la misma cantidad de coliflor cortada en ramilletes pequeños
  • 4 ó 5 hojas de pasta filo
  • 1 cucharada de las de te de comino, cilantro y chili en polvo, 1/2 cucharada de las de té de cúrcuma y unos cuantos chilis secos
  • cilantro fresco (no aparece en la foto porque se me ha ocurrido añadirlo al final)

Lo primero es hervir brevemente la zanahoria y la coliflor. Apenas 3 minutos la zanahoria y 2 la coliflor. Es simplemente para que no esté crudas per tampoco las queréis blandengues y que suelten mucha agua:

verduras hervidas

Y ahora a hacer el relleno. Calentar un poco de aceite de girasol y freír las especias durante un minuto:

especcias friendose 1

Añadimos los garbanzos, removemos todo un minuto y luego le añadimos las zanahorias y coliflor:

garbanzso

garbzanaa y clof

Le añadimos el cilantro fresco picado y listo el relleno. Esto en total son 5 minutos:

coriander

Hay que dejarlo enfriar antes de hacer las samosas. En la versión original, la masa es más gordita tipo empanadillas pero he optado por pasta filo y en vez de freírlas las he hecho al horno. Bueno a lo que iba, encender el horno a 180ºC y con unas 4 ó 5 láminas de la filo  las cortáis por la mitad y empezáis a hacer las samosas:

relleno antes de triangulo

He improvisado un poco para variar porque no suelo hacer esto y al final han quedado estupendas: doblas hacia delante la primera vez y luego de ahí hacia un lado y luego al contrario hasta que quede con forma de triángulo:

antes del horno

Y ahora al horno apenas unos 10 minutos..las he “barnizado” con un poco de aceite antes de meterlas la horno. Mi consejo es que no os despistéis porque la pasta filo se hace muy rápido y pasa de blanca a tostadita en nada de tiempo. Estas en 10 minutos estaban listas:

resultado final

Para que luego digan que comer legumbres/verduras es aburrido….buenísimo!!

Ánimo para toda la semana!

Saludos samosos,

Grumpster