Receta nº67: Cigarillos de queso feta y menta

Hola!

No sabéis el gripazo/faringitis que me he pillado. Hacía años que no me ponía tan enferma. Además, no había podido elegir una semana peor para ponerme enferma: Mr. Grumpster estaba fuera y mi madre también.

Mi padre ha venido a entretener a las enanas un rato pero lo de bañar, limpiar culetes y cosas varias como que no. Mi hermana estaba fuera también lo que me llevó a llamar a mi hermano para que me ayudara porque no me podía levantar de la cama. El pobre hizo lo que pudo, sobre todo si tenemos en cuenta que si oía la palabra caca y limpiar culete le entraba el pánico en el cuerpo. Lo de quitar y poner el uniforme del colegio fue otra aventura de ingeniería digna de contar pero entre los 4 sobrevivimos!

Pero las enanas estaban felices y se lo pasaron pipa con él porque juega con ellas que no veas. Además les compró un Happy Meal y entonces ya pasó de ser el mejor tío del mundo al mejor tío del universo.

Anoche al fin llegó Mr. Grumspter y yo me encuentro mejor. No estoy enferma pero estoy agotada. Como si me hubiera pasado un camión encima y luego otro, pero por lo menos ahora voy a poder dormir sin tener que despertarme para preparar comidas, meriendas, baños y cenas…aunque sea hasta el lunes.

En fin, después de este turrón mañanero, hoy quería compartir una de las recetas que os comenté en el post anterior, de la cena que hice el pasado domingo. Los he llamado cigarrillos aunque igual debería llamarlos puros. Es una receta muy sencilla y que tuvo mucho éxito. Era la primera vez que los hice y la verdad es que repetiré. Las fotos son malas por la luz, pero como cuando cociné no había mucha luz natural, acabé con la luz de la cocina.

Empecemos:

P1080871

Ingredientes:

  • 8 láminas de pasta filo cortadas por la mitad horizontalmente por lo que acabas con 16 trozos largos de pasta filo
  • 1 paquete de 200 gramos de queso feta
  • 1 huevo
  • un puñado de hojas de menta/hierbabuena picada
  • mantequilla derretida

Bien, lo primero deshacer el queso feta. Yo lo hice con las manos que era lo más rápido:

P1080866

Ahora le añadimos la menta picada y el huevo previamente batido:

P1080869

Lo mezclamos todo y reservamos:

P1080870

Y ahora la pasta filo. A ver, yo siempre que leo recetas con pasta filo siempre siempre te dicen que como es tan finita tienes que trabajar muy deprisa con ella y a mí no me gusta que me metan prisas la verdad sea dicha. Lo importante es que tengáis todo listo porque en el peor de los casos, si se seca, no se va hundir el mundo.

Mi consejo es que tengáis un bol pequeño con mantequilla derretida y un cepillo de cocina para poner la mantequilla en la pasta filo, la pasta filo que vayáis usar a mano  y un paño de cocina limpio…luego os lo explico.

Ahora sólo queda hacer los cigarrillos/puros/rollitos. Lo primero, enmantequillar la primera capa de pasta filo:

P1080874

Le ponemos un poco de relleno:

P1080875

Y enrollamos:

P1080876

Una vez hayáis acabado los rollitos, tenéis 2 opciones: o cocinarlos enseguida en el horno previamente calentado a 180ºC durante 20-25 minutos o, como en mi caso dejarlos para más tarde.

Pero como se puedan secar, es entonces cuando entra en acción el paño de cocina limpio que os decía antes: lo mojáis entero, estrujáis bien y cubrís los rollitos hasta que los vayáis a cocinar:

P1080879

Yo los serví como parte del “buffet” pero como aperitivo o plato principal con ensalada están estupendos:

P1080898

Altamente recomendables y súper rápidos de preparar y más aún de comer.

Saludos fetables,

Grumpster

Receta nº 60: Berenjenas rellenas

Hola,

No sé si os lo he contado pero el finde pasado, el del puente, vino mi primo con su mujer a pasar el finde. Pues bien, el sábado pasado salimos todos a cenar y le dije al toligo de mi hermano que eligiera él el restaurante y que se acordara de que soy vegetariana.

Desde que dije que me hice vegetariana me dan por todos lados: “que menuda pringada, que si me las doy de alternativa, que lo único que consigo es fastidiar a cualquiera que me invite a cenar (no me invita ni Cristo)” y así una tras otra.

Yo he de decir que me hecho vegetariana pero no me dedico a predicar y a tratar de convertir a la gente porque en el fondo lo que hagan los demás con su vida pues como que no es cosa mía. No deja de sorprenderme lo anti vegetariana que es la gente y que practicamente todo el mundo que se entera me pone cara de pésame mientras se piden un bocata de morcilla.

Pues nada, como Mr Grumpster y yo no salimos nunca, parecemos Paco Martínez Soria bajando a la ciudad cada vez que salimos a cenar y parecemos 2 tontos emocionados. Llegamos a casa de mi hermano y les estábamos esperando abajo cuando bajó Su, mi cuñada , nos damos un beso y lo primero que nos dice es “ay! cómo me apetece la parrillita”.

Mi cara claro de “será una broma” y me mira y me dice “ay! es verdad…” y en estas que llega mi hermano…comentamos el tema y dice “uy es verdad…se me ha pasado..bueno no, lo que pasa es que he llamado al restaurante X para reservar, que tiene opciones vegetarianas, y como estaba lleno pues he reservado en este otro (que es el único tipo de restaurante en lo que lo único que sobra es un vegetariano) y entre una llamada y otra me he olvidado que eres vegetariana”. Yo le creo, porque de verdad verdadera que tenía cara de haberse olvidado.

Al final fuimos todos al resturante argentino y acabé comiendo lo único que no tenía carne: un plato de pasta con almejas. Sí lo sé, tenía pescado, pero para una vez que salgo a cenar, cenar pan toda la noche tampoco es plan.

Os preguntaréis a qué viene este turrón en vez de ir al grano con la receta y supongo que es porque mientras que no hago apología del vegeterianismo, me gustaría que la gente no me tratara como leprosa por serlo, porque la verdad es que creo que hay  muchas cosas que por razones éticas, morales, étc son mucho peores pero están socialmente aceptadas. No pido que lo comprendan ni compartan pero sí que lo respeten, sobre todo si tenemos en cuenta que no me dedico a decirle al que se como un chuletón del tamaño de su cara  si se lo comería aún sabiendo qué han hecho con la vaca del que viene. No quiero que penséis que estoy molesta o enfadada porque de verdad que no lo estoy.

Y supongo que el hecho de que no coma carne  no quiere decir que coma mal o coma alpiste todo el día.

En fin, empecemos:

Ingredientes:

  • 1 berenjena (ó dos, la mía es que era gigante)
  • 1 calabacín
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla grande
  • tomate frito o salsa de tomate casera
  • queso rallado

Bien, antes que nada decir que si tenéis otra verdura que queréis aprovechar pues meterla también.

Lo primero que he hecho es cortar la berenjena en horizontal, vaciarlas y no sé cómo decirlo, la berenjea vacía ponerle un poquito de sal y aceite y meterlas en el horno a 180ºC mientras cocino el relleno. Sé que mucha gente lo hace al revés: cocinar la berenjena en el horno y luego vaciarle el relleno pero a mí me gusta más a así pq es mucho más fácil quitar el relleno y aguanta la forma mucho mejor.

Ahora el relleno:

Lo primero sofreir la cebolla que previamente hemos picado más o menos finita. Y luego añadirle la “carne” de berenjena que hemos sacado, cortada en dados pequeños:

Unos 2-3 minutos más tarde le añadí el calabacín rallado. La razón por la que le añado el calabacín y zanahoria rallada es que se cocina todo muchísimo más rápido:

Y cuando se haya evaporado más o menos toda el agua que sueltanlas verduras (uno 5-7 minutos), la añadís la salsa de tomate:

Sacamos las chaquetas de berenjea que se están cocinando en el horno, rellenamos y cubrimos de queso:

Y al horno hasta que el queso quede gratinado:

Ñam, ñam….vegetariana y a mucha honra!

Saludos berenjeneros,

Grumpster

Receta nº55: Calabaza, coco y chili

Esos son los 3 ingredientes principales de lo que preparé anoche.

Es una receta del nuevo libro de mi héroe por excelencia Hugh FearnleyWhittingstall y está buenísima y para variar muy fácil de hacer. He de decir que las fotos son malísimas pero es que cuando me puse a cocinar me di cuenta de que tenía que hacer fotos y como que no estaba para ponerlo todo mono y la luz no era muy buena…así que las fotos no hacen justicia a lo bueno que quedó.

Empecemos pues:

Ingredientes:

  • 800 gramos-1 kg de calabaza cortada en dados
  • 1 cebolla cortada en juliana
  • 2 dientes de ajo cortados en láminas
  • 1 chili rojo (yo no tenía así que use chili seco)
  • 1 cucharada sopera de vuestro curry favorito (ya sea en polvo o en pasta. Yo opté por korma)
  • 1 lata de leche de coco
  • 1 chorrito de limón o lima ( a mí se me olvidó)

Pues lo primero es sofreir la cebolla durante unos 10 minutos:

Una vez que haya cogido colorcito, añadirle al ajo y el chile y remover una par de minutos:

Y ahora el curry de vuestra elección y lo mismo, removerlo durante un par de minutos:

El olor en este momento es estupendo! Le añadimos la calabaza y rehogamos durante 5 minutos:

Añadimos la leche de coco, mezclamos, ponemos la tapa…

Entre 10-15 minutos más tarde….disfrutaréis de un delicioso curry vegetariano. En mi caso lo serví con arroz integral y cilantro fresco:

Siento que la foto sea tan mala porque no le hace justicia!!! De hecho se ve un poco tirando a cutre…

En fin, espero que os fiéis de mí cuando os digo que vale la pena..

Feliz finde 🙂

Saludos calabaceros,

Grumpster