Receta nº69: Mousse de plátanos sobre una base crujiente de Maltesers

Me han hecho una proposición. Decente eso sí pero una proposición en toda regla.

Me han propuesto que haga unas recetas a partir de unos chocolates. Yo como lo que sea echarle morro pues adelante mis valientes he dicho que sí y el mismo viernes recibí una caja con chocolates varios. Entre los chocolates varios había 2 bolsas grandes de Maltesers.

Pensaréis que es súper fácil y la verdad es que no tanto, sobre todo porque aparte de lo típico (tarta cubierta de Maltesers, muffins, étc), que se me ocurriera algo fácil y rápido y sobre todo original pues algo me ha costado. Tengo 3 recetas en mente para otros chocolates y otra para estos pero para estrenarme como quien dice me apetecía hacer algo más sofisticado por decirlo de alguna manera.

Así que viendo recetas de comida salada de repente me vino la inspiración y surgió esta receta.

Es facilísimaaaaaaaaaaaaa y muy rápida de hacer y lo mejor es que no se tiene que cocinar, simplemente meterla en la nevera. Os enseño pues:

P1080923

Ingredientes:

  • 500 gramos en plátanos
  • 1 limón
  • 250 ml de nata líquida
  • 75 gramos de azúcar
  • 50 gramos de mantequilla
  • un paquete de los grandes de Maltesers (300 gramos)

Lo primero es preparar la base crujiente de Maltesers: poner unos 200 gramos en el robot de cocina. Si no tenéis robot, meterlos en una bola de plástico y coger una maza y a desahogarse dando golpes:

P1080917

P1080922

Ahora le añadimos la mantequilla derretida:

P1080929

Y ahora lo repartimos en el recipiente que hayáis elegido para servir el postre. No hace falta que lo apretéis mucho porque una vez que lo metáis en la nevera se pone bastante duro!:

P1080934

Y ahora la mousse de plátano. Lo primero hacer un puré de plátano con los plátanos y el zumo de un limón:

P1080936

P1080937

Y ahora batir la nata con el azúcar:

P1080942

El azúcar se le añade poco a poco y la idea es que os tiene que quedar más o menos como si fuera espuma:

P1080946

Y ahora hay que mezclar el puré de plátano con la nata batida, poco a poco y mezclarla con una cuchara como si estuvierais envolviendo algo para que se mantenga el aire en la nata:

P1080951

Ahora vertemos la mousse de plátano sobre el crujiente de Maltesers:

P1080965

Ahora se mete en la nevera hasta que la mousse se solidifique un poco. Con que lo dejéis una hora basta pero cuanto más tiempo esté mejor. En hacer todo esto he tardado menos de 20 minutos.

Antes de servirlos, lo decoráis con más Maltesers y eso al gusto de cada uno: o enteros, o machacados o ambos:

P1080984

P1080991

No es porque lo haya hecho yo, pero está buenísimo!! Además da el pego un montón para cualquier cena que organicéis en casa. Palabra de Grumpster!

Bueno, espero que os guste y que les guste a los de mi proposición (decente).

Que empecéis bien la semana!

Saludos malteseros,

Grumpster

Receta nº 61: Gelatina de naranja

No sé si vuestra madre lo hacía cuando eráis pequeños pero mi adorable madre, nos hacía gelatina de sobre yo diría que unas 3  ó 4 veces al mes.

Antes de dárnoslas, la cubría con una capa finísima de leche condensada y ahí que nos lanzábamos emocionados a comernos la gelatina, hasta que descubrías que el motivo por el cual había cubierto la gelatina con leche condensada es que quería ocultar la manzana o pera que había troceado y que flotaba en esa gelatina con sabor a poco o nada pero que no tenía suficiente leche condensada para compensar el sabor de la manzana de turno.

Pues bien, un día hace bastante la verdad, viendo una de mis series favoritas de los chefs que más me gustan (no me acuerdo cual la verdad) pues en uno de los programas hicieron gelatina natural con zumo de frutas y siempre me dije que tenía que hacerla. De hecho he comprado las láminas de gelatinas en más de una ocasión y he tenido que tirarlas porque se caducaban y yo nos las usaba. Yo creo que no lo hacía porque las cosas con gelatina como que no me molan mucho.

Pero este finde, hablando con Grumspter Jnr, salió el tema de la gelatina y le pregunté si quería que hiciésemos gelatina juntas y me dijo por su puesto que sí (no con esas palabras pero sí con mucho entusiasmo). Aprovechando que la ratona no se encontraba muy bien y se quiso dormir apenas una hora después de levantarse, Grumpster Jnr y yo nos pusimos los delantales e hicimos nuestra primera gelatina.

Fácil no, lo siguiente y la diferencia es increíble, sobre todo porque te abre un montón de posibilidades que nos vamos a dedicar a experimentar a partir de ahora porque he de decir que Grumpster Jnr se ha adjudicado el título de ayudante oficial para hacer gelatina.

Empecemos pues:

Ingredientes:

  • 600 ml de zumo de naranja (o del sabor que queráis…la próxima vez haremos de fresa)
  • 2 ó 3 cucharadas de azúcar (depende de lo dulce o ácidas que estén las naranjas)
  • 4 láminas de gelatina ( yo las he comprado en Mercadona pero la próxima vez probaré a haceras con agar agar porque es de origen vegetal)

Es tan sencillo como poner en remojo las láminas de gelatina en agua fría:

Poner el zumo de naranja (natural se entiende) en un cazo junto con el azúcar y calentar sin que llegue a hervir para disolver bien el azúcar. Si queréis que la gelatina os quede más transparence podéis pasar el zumo por un colador para que quede sin pulpa pero yo preferí el zumo tal y como estaba:

Apagamos el fuego y le añadimos las láminas de gelatinas hidratadas y estrujadas:

Y disolvemos la gelatina y esperar a que se enfríe un poquito antes de servirlo en las copas/vasos que hayáis elegido. Por cierto, todo lo hecho hasta ahora no son más de 5 minutos. Tardamos más tiempo en hacer el zumo de narnaja que en hacer la gelatina:

Unas horitas en la nevera y listo:

Un poquito de leche condensada para recordar los viejos tiempos….sin manzana eso sí.

Tiene un sabor increíble, nada que ver con la de sobre y si tenéis enanos les encantará ayudaros.

Saludos gelatinosos,

Grumpster

Receta nº 33: Quinoa 3 delicias

Hola,

Hoy toca una receta vegetariana de lo más sana y sabrosa, así que aquellos que sois carnívoros empedernidos no os vayáis al McDonalds que de verdad os va a gustar también.

Es mi versión del arroz 3 delicias pero la verdad que poco tiene que ver con el original pero era por llamarle de alguna manera. Se prepara igual pero los ingredientes son un poco distintos. Es muy rápida de preparar y como siempre os digo, la podéis preparar con cualquier resto que tengáis en la nevera, e incluso si os sobra pollo se lo podeis añadir.

Bueno empiezo con lo de siempre:

Ingredientes:

  • 5 champiñones laminados
  • 1 cebolla picada finita
  • 2 zanahorias ralladas
  • 1/2 calabacín grande rallado
  • 1 puñado de almendras laminadas tostadas
  • 1 taza grande quinoa
  • salsa de soja
  • aceite de sésamo

Lo primero es cocinar la quinoa: yo la cocino igual que el arroz: por cada medida de quinoa, el doble de agua, la añado una pastilla de avecrem de pollo y un poquito de sal y a cocer. En 15-20 minutos está listo.

Mientras se cocina podéis ir picando, cortando y rallando los ingredientes y luego coger una sartén grande. Si tenéis un wok mejor y añadirle un poco de aceite de oliva y empezar a sofreir la cebolla:

Cuando esté más o menos pochadita, subir el fuego y añadirle los champiñones y saltearlos más o menos rápido:

Pasados 2 minutos más o menos, la añadimos las zanahorias y calabacín rallado y a rehogar rápidamente por otro par de minutos:

Le añadimos la quinoa ya cocinada (que seguirá calentita):

Mezcalmos todo bien y le añadimos un chorrito de aceite de sésamo y una cantidad más o menos generosa de salsa de soja:

Mezclarlo todo bien y probarlo…en teoría no haría falta más sal (por la soja y sésamo) pero si os ha quedado soso añadirle sal o soja. Y justo cuando lo vayáis a servir, añadirle las almendras tostadas:

En casa gusta muchísimo…la ratona se lo ha comido en 2 segundos…Grumpster Jnr en un poquito más porque cosa que no está muy segura se ha autoconvencido de que no le gusta…hasta que lo prueba….pero el lograr que lo pruebe es lo que más nos cuesta estos días:

En fin, una comida súper sana, fácil de hacer y que encima está buena!

Espero que llevéis bien la semana.

Saludos quinoeros,

Grumpster