Grumpster Jnr

Hoy Grumpster Jnr tenía una carrera.

En realidad era una señora carrera. El año pasado también la tuvo pero no pude ir a verla y ganó. Estaba súper emocionada y encantada con su medalla y dorsal con su número de campeona.

Así que este año, cuando avisaron que tenían el cross me dije a mí misma que no podía faltar.

Cuando le dije que iba ir a verla se emocionó mucho. Muchísimo en realidad. Luego ya a principios de semana empezó con que este año ella no iba a ganar sino uno de sus mejores amigos de clase…yo claro, le dije que eso no importaba que lo más importante es que ella se divirtiese por encima de todas las cosas y que si ganaba guay y que si no pues también. Ella muy seria me contestó: “si pierdo mami, no voy a llorar y le voy a dar la enhorabuena a Fer”.

Os imaginaréis mi cara de madre orgullosa y la sonrisa que se me puso en la cara.

Y anoche empezaron los dolores de pierna.

Volvimos de jugar con sus amigas y según entró en casa empezó a cojear. Yo extrañada le pregunto ¿qué te pasa bicho? Y me contesta que le duele mucho el pie y que no cree que pueda correr en el cross. Como veía por dónde venían los tiros, saqué la “crema mágica” especial para pies doloridos y después de darle un masaje especial se quedó tranquila al entender que la crema iba a ejercer sus poderes para que ella pudiera correr la carrera.

Esta mañana estaba despierta cuando he entrado a su cuarto y me ha informado de que no estaba segura de que el pie estuviese bien del todo. Por lo que la solución obvia era poner más crema mágica todavía.

Una vez vestida con su equipo de correr especial (léase chándal del cole y zapatillas) se ha puesto a correr en casa emocionada diciéndome que el pie se había curado.

fondos-escritorio-pocoyo

Y luego ha sido la carrera…..según me ha visto me ha sonreído pero me he dado cuenta que sus nervios habían ido en aumento y como no ha conseguido el sitio que quería, se ha puesto más nerviosa todavía. Y luego ya, ha sido empezar y desde el minuto 1 cojeando hasta llegar a la meta y ponerse a llorar:

Llorando

Ser padre puede ser agotador,requiere muchísima constancia y consistencia, ser extremadamente repetitivo y desarrollar una paciencia que ni el santo Job. Sacan lo mejor de uno así como lo peor pero es algo increíblemente bonito que no cambiaría por nada del mundo.

Lo último que quieres ver es que sufran, así que cuando se ha derrumbado por tanta emoción contenida y nerviosismo acumulado, lo único que quería hacer era abrazarla fuerte fuerte y no soltarla…y así hemos estado un ratito, simplemente abrazándonos y yo diciéndola que era una campeona porque a pesar de su lesión había logrado terminar la carrera.

Luego ya se ha logrado calmar y tan pronto como ha venido el dolor se ha ido al ver el pedasssssssssoooooooooooo de castillo hinchable que habían instalado para que jugasen después de la carrera.

Lo dicho….que viva el santo Job.

Y Grumpster Jnr por su puesto😉

Saludos cojos,

Grumpster

Deja tus sugerencias y comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s