Receta nº92: Compota de ciruelas

Buenas!

Con esto de que estoy de detox, el domingo estuve haciendo limpieza de nevera y me encontré con un bol de ciruelas que habían tenido días mejores. No es que estuvieran en vías de extinción pero sabía perfectamente que las posibilidades de que me las comiera eran las mismas de que se me alarguen las piernas 20 centímetros.

Y como a mí eso de tirar la comida como que no va conmigo pues pensé en cómo aprovecharlas y me acordé que mi querida suegra hace montón de compotas que luego te las puedes comer con yogur si estás en plan sano como yo o con helado si no es el caso.

Como no puedo tomar azúcar simplemente le he añadido un par de ingredientes y listo! Y está deliciosa sin nada de azúcar.

Empecemos pues:

2013-10-19 11.46.53

Ingredientes:

  • Unos 700 gramos de ciruelas varias (en mi caso claudias y las rojas)
  • El zumo de una naranja
  • Esencia de vainilla. Si tenéis vainas mejor que mejor pero si no con una cucharada sopera generosa de vainilla os vale.

Lo primero es deshuesar las ciruelas que es el máximo esfuerzo que vais a tener que hacer. Una vez deshuesadas es tan sencillo como ponerlas en una cacerola con el zumo de la naranja y la esencia de vainilla:

 

hirviendo

Dejáis que llegue a hervir y una vez que empiece lo dejáis a fuego lento- mediano hasta que estén cocinadas…en mi caso unos 10-15 minutos:

casi hecha

Siempre tenéis la opción de dejar que espese más pero si os digo la verdad me daba más pereza y no tenía el tiempo de estar vigilando y tampoco quería que se quedase como una mermelada:

terminada

Y ya está! Os la podéis tomar calentita cosa que recomiendo con helado de vainilla o fresquita, cosa que hice al tomármelo con yogur…

yogur

Lo podéis hacer con manzanas, peras, melocotones…cualquier fruta que no esté en su mejor momento para comértela fresca pero que no está para tirar.

Que no se diga que no se aprovecha todo!!

Ánimo que mañana ya es miércoles  y dentro de nada es fin de semana.

Saludos compotosos…(que mal suena esto ¿no?)

Grumpster

Anuncios

Receta número 47: Mermelada de ciruelas

Lo prometido es deuda. Tal y cómo os comentaba en el blog anterior aquí os traigo la receta de la mermelada de ciruelas.

Es muuuuuuuuuuuuyyyyyyyyyyy fácil..lo único que es más laborioso-que no difícil- es lo de quitarles el hueso y el rabito, pero siempre podéis pedir ayuda y charlar tranquilamente mientras lo hacéis.

Yo la hago siempre con las ciruelas claudias que son pequeñas, verdes y dulces dulces. Utilizo este libro como referencia y digo como referencia porque la primera vez que seguí la receta al pie de la letra me quedó demasiado dulce pero creo que es porque la variedad que usan no lo es tanto.

Un consejo: no penséis que como es mermelada da igual si la fruta está súper madura o un poco pocha. Importa. La fruta tiene que estar como si nos la fuéramos a comer: en su punto (aunque siempre se puede colar una demasiado madura o demasiado verde).

Empezemos pues:

Ingredientes:

  • Ciruelas: variedad la qué queráis. En este caso yo he utilizado 3 kilos de claudia
  • 1.5 kg de azúcar (la receta original es casi el doble cosa que no recomiendo…si vuestras ciruelas no son tan dulces añadirle más)
  • 300 ml de agua

Lo primero es lavar, quitar rabito y hueso a las ciruelas:

Poner las ciruelas ya listas en una olla grande con el agua y llevar a hervir y cocer hasta que estén hechas, unos 20 minutos más o menos y es entonces cuando añadimos el azúcar, la disolvemos bien y lo llevamos todo a ebullición hasta que coja el punto o espesor. Según las indicaciones de la receta es entre 10-12 minutos pero yo tardé el doble:

La espumilla que iba saliendo la quité y no volvió a salir más. Podéis sacar un poco de la mermelada y ponerla en un plato y podréis ver si tiene la consistencia típica de una mermelada.

Una vez que ha llegado al punto, hay que envasarla en botes que hayan sido lavados y esterilizados y esto se consigue o bien lavando bote y tapa en el lavavajillas o bien lavandolo en agua con jabón y secándolos en el horno. Yo elijo la primera opción.

Se envasa inmediatamente, se cierra bien fuerte y a dejar que se enfríe a temperatura ambiente y a guardar en la despensa y aguanta fácil 1 año por lo menos…pero seguramente os la acabaréis antes 😉

A mí me ha dado para 12 botes de 350 gramos y otro de 450:

Espero que os guste…por cierto que es un regalo estupendo!

Saludos mermeladeros,

Grumpster